La sorpresa de los adultos1 min read

Hace poco me lleve la grata sorpresa de que no todo estaba perdido con la capacidad de asombro y sentir que tienen nuestros padres. Esto después de todo lo des sensitivos que esta la sociedad.


Comentando con mis viejos sobre las series que veían, me sorprendió la capacidad de estresarse y/o gozar con lo que ocurría en la serie de televisión que ven (en este momento es Castle). No me refiero al nivel de pasión que muestran con esta, sino la entretención que muestran. Sufren, ríen y se sorprenden como nunca. Creo que ya nunca más se verá este tipo de asombro con la generación actual o con las que vienen. Debe ser un tema de tanto estímulo con el que vivimos o de la cantidad de series que vemos que ya nada nos asombra a ese nivel.